Nuestras plantas Hyper-BAF® potabilizadoras son altamente eficientes y cumplen más allá de lo exigido por la normativa ambiental nacional.


images

Las plantas para agua potable están diseñadas con tecnología de alta eficiencia e incluyen:

  • Equipos de mezcla rápida sin partes móviles ni consumo energético
  • Sistemas de clarificación de manto de lodos pulsante, densificación de lodos o floculación lastrada, combinados con sedimentación lamelar, lo que conduce a altas tasas de operación minimizando el espacio requerido
  • Filtros de lavado automático sin requerimientos de energía eléctrica ni válvulas, equipados con medio filtrante de alta eficiencia, que permite disponer de tasas de operación mucho más elevadas y producir un agua de calidad mucho mejor que la obtenida a través de filtros convencionales
  • Sistemas de desinfección por generación de hipoclorito de sodio o desinfectantes mixtos en sitio, eliminando los riesgos del manejo de cloro gas y aumentando el poder desinfectantes

Sus ventajas son:

  • Modulares, lo cual, posibilita su expansión para ampliar la capacidad de tratamiento cuando la demanda lo requiera
  • Fáciles de instalar: mínima obra civil, instalación rápida y sencilla
  • Seguras:  con tiempos de retención, gradientes de velocidad y cargas de diseño que permiten cumplir la normatividad técnica y de calidad vigentes.
  • Transportables: en plantas pequeñas y medianas: reducido tamaño y fácil transporte, adecuación a pequeños espacios o de difícil acceso
  • Bajo costo operativo: simple operación y bajo mantenimiento
  • Soporte técnico continuo
  • Variedad de materiales de fabricación: fibra de vidrio, polietileno, lámina de acero al carbono y acero inoxidable: 304-316
  • Versatilidad: potabiliza cualquier tipo de aguas